¡Compártelo con tus amigos!

Te puede interesar

viernes, 5 de diciembre de 2008

Nuevos Musicos, Otro Cantar

¿Puede la música cambiar el mundo?
Keith Richards de los Rolling Stones dijo alguna vez: "Creo que la música ayudó a que se cayera el Muro de Berlín y la Unión Soviética que los cohetes y los políticos". Otros podrían sostener que no fue tan así. Pero ciertamente contribuyó a cambiar la historia en los 60 y comienzos de los 70 en los Estados Unidos y en otros momentos y lugares.

En la histórica obra teatral Rock' n' Roll, Tom Stoppard seguía las hazañas de Plastic People of the Universe, una banda anarquista checa que surgió durante la Primavera de Praga de 1968y luego luchó durante dos decadas contra la represión del gobierno.

Sin embargo, para Stoppard el grupo y la libertad y la promesa del rock en general fueron una piedra angular de la Revolución de Terciopelo que puso fin al comunismo. "La obra podria llamarse probablemente No es sólo rock' n' roll, porque no lo es", dijo Jon Pareles de The New York Times el año pasado. si Jóvenes inflamados por la músia occidentalimpulsaron las revueltas pacíficas en años anteriores, ¿por qué no los regímenes represores del 2008?

En Heavy Metal islam: rock Resistance and the struggle for the soul of islam (El islam heavy metal: rock, resistencia y la lucha por el alma del islam)Mark LeVine sueña con un efecto dominó generado por la música recorriendo el mundo musulmán: LeVine, profesor judío de histora de Oriente Medio y guitarrista que tocó alguna vez con Mick Jagger, descubrio escenas de música en jovenes desbordantes de rebelión en el norte de África y el Oriente Medio.

En su libro, reseñado en The New York Times en julio por Howard Hampton, se encuentra a fanáticos de heavy metal en El Cairo de M.C. palestinos, seguidores Iron Maiden iraníes, chicas trash marroquíes y goths en Dubai. Su música suele llamarse "satánica" y sus intérpretes van a la cárcel "por sacudir los fundamentos del islam". Sin embargo, en los acordes de poder de Oriente Medio, LeVine ve "un modelo de comunicación y cooperación", si los jóvenes árabes pueden convertirse en seguidores de una banda de death-metal israelí llamada Orphaned Land, todo es posible, afirma.

El Gobierno chino, por ejemplo, le tiene miedo al poder de la música para modelar el ánimo del pueblo. La radio que es monopolio del estado, señaló Howard French en The New York Times el año pasado, no emite mas que temas populares, que exhortan a los oyentes a estar contentos y a divertirse.

No obstante, aún en un país donde el disenso más leve se topa con un castigo durísimo, esta emergiendo un movimiento de música alternativa furtivo . Liu Sijia, bajista de una banda underground de Shangai llamda Three Yellow Chicken, canta sobre la pobreza y los derehos del ciudadano. "La mayor utilidad de estas canciones es que no son peligrosas para el sistema", le dijo a French. "Si la gente pudiera escuchar música underground, sentiría los problemasque hay en su vida y desearia cambiar".

En el underground de La Habana, un roquero punk valiente llamado Gorki luis Águila Carrasco canta contra el comunismo cubano, sus letras plagadas de insultos y gritadas por encima del ruido de su grupo, Porno para Ricardo, atacan de frente al régimen de Raúl y Fidel Castro.

como señaló Marc Lacey en un articulo en The New York Times este mes, aterrizo en la cárcel acusado de "peligrosidad social", él mantiene su postura provocativa: "Estoy en contra de lo limita mi libertad personal". Habrá que ve si hay alguna "revolución de terciopelo en el horizonte". Raperos y rockeros se levantan, arriesgandose de ir a la cárcel por acusar a los poderosos, incitar demandas por la libertad o solo para divertirse.

ver a las bandas referidas:

http://www.pornopararicardo.com/

http://wiki.rockinchina.com/index.php?title=Three_Yellow_Chicken

http://www.myspace.com/orphanedmyspace

No hay comentarios:

Recomendados para ti